Vidas de Cine | estilo de vida, glamour y curiosidades de los protagonistas del mundo del cine

Estilo de vida, glamour y curiosidades de los protagonistas del mundo del cine. Los estrenos de las películas más esperadas y todas las novedades del showbizz.

Harrison Ford será Indiana Jones por 5.a vez

Harrison Ford en el photocall de 'Medidas Extraordinarias', esta mañana, en Madrid.

Como os hemos adelantado, Harrison Ford se encuentra en España para promocionar su última película, Medidas Extraordinarias, una historia basada en hechos reales sobre un padre que necesita salvar a sus hijos que padecen una rara enfermedad genética. Junto a Brendan Fraser, que interpreta al padre de los niños enfermos, Ford da vida al Dr. Robert Stonehill, un científico brillante encargado de ayudarle en la ardua tarea de encontrar la cura para el extraño desorden genético.

Podéis mirar las fotos que le hemos hecho [nggallery id=6]

Harrison Ford en uno de los pósters de la taquillera saga 'Indiana Jones'.

Ford, a sus 67 años, ha conseguido construir una larga carrera en el cine. Empezó como carpintero y más tarde, a inicios de los años setenta, conoció a George Lucas, en aquel entonces un desconocido director de cine, quien le dio la oportunidad que necesitaba al proponerle el papel de Bob Falfa en su película American Graffiti.

Sus primeros trabajos en el cine le dieron apenas 150 dólares a la semana. Después, la película de Lucas le dio apenas 600, valor no suficiente para que Ford pudiera sustentar a su familia. Pero su papel como Han Solo en la mítica Guerra de las Galaxias (Star Wars) de Lucas lo cambió todo y el éxito que obtuvo con la película Indiana Jones, En Busca del Arca Perdida, dirigida por Steven Spielberg y producida por el mismo Lucas, le puso en la primera fila de las estrellas de cine mundial.

Su fortuna está evaluada en más de 200 millones de dólares.

Harrison Ford y su pareja, Calista Flockhart, en Deauville, en 2009. Foto de Mireille Ampilhac

Curiosidades de Harrison Ford:

Los Óscar que nunca tuvo

A pesar de que sus películas más exitosas hayan ganado bastantes Óscar, Harrison Ford no posee ninguno. La saga Indiana Jones ha logrado seis estatuillas, mientras que Star Wars, las tres películas que cuentan con Ford en el papel de Han Solo, han conseguido siete premios Óscar. Apocalypse Now ha sido otro de sus grandes éxitos y consiguió también dos premios de la Academia Americana de Cine. Su única nominación a un Óscar ha sido en el año 1986 por su interpretación en la película Witness (Último Testigo), que protagoniza junto a la rubia compañera de Tom Cruise en Top Gun, Kelly McGills.

Las relaciones entre Familia y Ambiente

Harrison Ford, hijo de padre irlandés y madre rusa, se ha convertido en uno de los actores de Hollywood más comprometidos con el Medio Ambiente. Es el vicepresidente de la organización ecológica Conservation International y ganó, entre muchos, el premio Ciudadano Mundial de la Facultad de Medicina de Harvard.  Gran defensor del medio ambiente y de la biodiversidad, a Harrison Ford le han dedicado el hallazgo de una nueva especie de hormigas, a la que han nombrado Pheidole harrisonfordi, en su honor.

Vive con la actriz Calista Flockhart, protagonista de la serie Ally McBeal. La pareja mantiene una sólida relación de más de nueve años.

Share on Facebook

Un mundo (casi) real

Avatar es la película estrella del 3D.

Froto los ojos a la salida del cine. Veo gente guapa, veo gente fea, incluso algún que otro espécimen difícil de clasificar. Lo que no veo son Avatares. No pasa nada, yo sé que unos momentos antes pude comprobar que existen de verdad…
James Cameron nos presenta en Avatar un mundo fantástico, no por ello distante de la realidad que vivimos hoy en día, de la cual es en cierto modo una metáfora.
Una súper-producción que tiene cosas muy buenas… y otras no tanto.
El guión ha recogido algunas críticas por ser algo pobre. Quizás sea verdad, pero Avatar ha tenido un éxito tremendo en todo el mundo no gracias al guión, sino a los magníficos efectos especiales que presenta a quién, como yo, se colocó sus gafitas 3D.
Fue como entrar en un nuevo mundo, un mundo en que yo caminaba lado a lado con los Avatares y con aquella gente humana con malvados propósitos.
Paisajes deslumbrantes, imágenes futuristas sólo al alcance de unos dioses de la animación.
Al inicio cuesta un poco entrar en sintonía con lo que ocurre, pero poco a poco vamos formando parte del mundo de Pandora, y entramos de lleno en las batallas dónde la realidad se mezcla con la ficción.
Todo está preparado para que Avatar se consagre como la ganadora de los Óscars 2010. Por mi parte, no tengo nada que apuntar.
Eso sí, recomiendo que dejéis de lado la estética, y aunque menos monos, disfrutéis de las gafas 3D…

Share on Facebook